Translate

;

Escuchanos por Internet


en Web en Blog

1.11.18

Se están emplazando especies de arbolado público

La Municipalidad de San Luis, a través de la Dirección de Higiene Urbana y Espacios Verdes, está realizando tareas de recambio de especies en el arbolado público y forestación. En la zona céntrica de la ciudad ya se colocaron unos 400 ejemplares de ligustro áureo, crespón, ciruelo de jardín y fresno dorado. “Hemos colocado por casi todas las calles que corren de norte a sur -nos faltan Caseros, Constitución y Falucho- y también desde 25 de Mayo hasta Bolívar, y nos quedan Las Heras, Tomás Jofré, Balcarce y Buenos Aires”, dijo Gastón Rubio, ingeniero agrónomo Director de Barrido y Limpieza.

“Desde la Municipalidad estamos erradicando paraísos secos y estamos extrayendo 40 por mes aproximadamente, entre secos y los que están prontos a secarse. El frentista tiene que hacer un reclamo porque por ordenanza municipal vigente es el frentista es quien debe afrontar los costos que demande la erradicación de su frente. Cuando hace el reclamo, nos dirigimos al lugar y constatamos el estado del árbol. Hay árboles que están en condiciones de ser erradicados no sólo por el estado fitosanitario sino porque están produciendo otro daño como levantar veredas o no son aptos para arbolado urbano”.

“En una segunda etapa, estamos reponiendo especies. Dentro del caso céntrico hemos colocado 400 ejemplares de especies aptas para las características de la ciudad que son veredas angostas y calles estrechas. Ahora estamos reponiendo con ligustros áureos -el siempre verde-, ciruelo de jardín, crespones y frenos dorados. Por las características de la ciudad no podemos pretender tener plátanos como en Mendoza porque tenemos veredas angostas ni acequias para conducir el agua”.
Respecto al cuidado general básico del arbolado, Rubio se refirió especialmente al tema del riego. “Los frentistas no riegan. Si lo hicieran una vez por semana de forma abundante los árboles estarían en mejor estado del que tienen actualmente. El difícil que la Municipalidad pueda regar todos los árboles de toda la ciudad. Además se tiran muchos elementos de limpieza cuando se limpian las veredas. Toda esa lavandina y detergente van a parar al árbol y produce que muchos mueran por esto. El cuidado del arbolado es de todos y la ordenanza dice que el frentista está obligado a regar el árbol que tiene en su frente, y también estipula los horarios ya que de 9 a 18 está prohibido”.

En cuanto a lo manifestado por la Agrupación Pircas sobre el mal estado de muchos de los paraísos de la ciudad, el especialista dijo que en el Municipio “estamos al tanto del problema porque viene acaeciendo en todo el mundo, no es algo local. Es un microorganismo similar a un virus que se aloja en los haces vasculares de la planta, transmitido por la chicharrita del fresno.

La chicharrita del fresno es un insecto -se le dice del fresno porque es donde generalmente se hospeda-, un árbol que no es susceptible a este microorganismo. Los haces vasculares son como las venas del árboles y el microorganismo se aloja allí por lo cual los tratamientos externos no surten ningún efecto.


Fumigar por ejemplo no tiene sentido porque está dentro del árbol. Al estar en los haces vasculares taponan el flujo desde la raíces hacia la parte aérea como desde la parte aérea hacia las raíces del árbol, lo que produce que se seque muy rápido. En uno o dos años se puede morir el árbol. Aún no hay cura. Esto ya pasó en Córdoba, en Mendoza, en San Juan, en Misiones que incluso usa el paraíso para explotación económica por la madera y su problema es mucho más grave porque tienen muchísimas hectáreas comprometidas”.

“El costo de retirar el árbol lo tiene que afrontar el frentista porque no se corta al ras, sino que se saca con el cuerpo principal de la raíz para poderlo reponer nuevo. Se corta y se llevan todas las ramas. Eso corre por cuenta de la Municipalidad cuando se abonan los sellados correspondientes. La cantidad de sellados que se abonan depende del estado del árbol, del tamaño y de la situación. En el informe técnico que se hace se deja constancia de las especies recomendadas para cada caso. Por ejemplo en el barrio Jardín San Luis podés poner otras especies porque hay mayor espacio, cuando el espacio es muy acotado como acá en el centro, no se puede poner una mora sin pretender que te levante la vereda. Es probable que eso suceda”, explicó Rubio.

“Lo recomendable es que la gente se asesore antes de poner un árbol. En la Dirección de Espacios Verdes tenemos un catálogo con fotos de las especies que recomendamos, con la descripción, van a saber si tienen o no flores, frutos, cuándo florece, cómo es la flor. Con eso pueden tomar la mejor decisión porque muchas veces van por recomendación a un vivero y ponen sauces, pimientos, eucaliptos que no son aptos para las veredas”, concluyó.

No hay comentarios.:

Para agrandar los cuadros e imagenes, hacer click sobre los mismos